La Unión: comienzan las obras que finiquitarán el proyecto sanitario de Aldea Campesina y Caupolicán


La empresa ESSAL, a cargo de las obras, fijó 215 días de ejecución, por lo que en enero del próximo año se debería acabar la pesadilla para los vecinos de este sector de la capital de la Provincia del Ranco.


900 millones. Este es el monto que gestionó el municipio en el Gobierno Regional de Los Ríos para terminar las obras que fueron paralizadas en 2019. Aunque para muchas familias del sector, este hito lo ven con cautela, luego de la seguidilla de errores que se cometieron, luego de ver los primeros movimientos de tierra aflora una esperanza de ver finalizado este saneamiento sanitario.


Contexto


Las obras de este emblemático proyecto se encontraban inconclusas desde que la empresa García Gross se diera en quiebra en 2019 y una segunda abandonara los trabajos, generando graves problemas sanitarios en la Aldea Campesina, con soluciones de emergencia transitorias. Es por esto que a mediados del 2021 el municipio decidió gestionar nuevos recursos para finalizar este proyecto, y dada la mala experiencia en los procesos licitatorios, se decidió hacer un trato directo con la Empresa de Servicios Sanitarios Los Lagos, ESSAL, por representar la alternativa más viable para su ejecución.


En esta línea, el alcalde de la comuna de La Unión, Andrés Reinoso, sostuvo que “cuando nosotros asumimos y cuando estábamos en campaña, dijimos que la Aldea Campesina iba a ser una prioridad junto a Caupolicán Alto, y le pusimos todo el empeño posible, con todos los profesionales disponibles haciendo el levantamiento”.


Reinoso agregó que para su administración “es un hito histórico haber iniciado este proyecto sanitario en el sector (…) haber hecho un trato directo con ESSAL nos da seguridad, porque aquí hubo una empresa que quebró y dejó esta obra botada, y después hubo una segunda empresa que también dejó los trabajos a medio terminar”.


Si bien en este proyecto quedaron fuera más de 70 familias del sector Apoquindo, producto de un tema legal por servidumbre de paso, Andrés Reinoso anunció que los recursos ya fueron gestionados por el municipio, por lo que luego de resolver los aspectos legales se podrá solicitar ampliación de obras al Gobierno Regional, para que sean incluidas dentro de esta iniciativa sanitaria.


El alcalde también agradeció a la empresa COLUN, que por más de un año ha dispuesto gratuitamente de un camión para retirar las aguas servidas, y a ESSAL que recibido estos residuos sin cobrar por ello.


Por su parte, Sebastián Febres, gerente general de ESSAL, señaló que “este proyecto es muy importante para nosotros y, lógicamente, para la comunidad (…) estamos materializando aquí el anhelo de más de 170 familias de tener alcantarillado y también -en algunas zonas- acceso al agua potable”.


Febres, agregó que si bien este proyecto tuvo problemas en el pasado, “nosotros pensamos que un entorno volátil, con inflación, con una economía incierta, el respaldo técnico y económico que posee nuestra compañía, permite que se pueda materializar y concretar finalmente este anhelo”, concluyó.


El gobernador de Los Ríos, Luis Cuvertino, señaló que tenía “una alegría bien contenida” y consideró necesario pedir disculpas a la población por la tardanza en solucionar este problema por parte del Estado. “Pedimos disculpas en representación del Estado de Chile, que no fue capaz con la prontitud deseada de resolver este problema. En lo particular, los dirigentes me agradecen, a los parlamentarios, al alcalde, porque hemos estado con ellos en todo este proceso de dificultades, pero que nos costó resolver”, dijo Cuvertino.


Además, el gobernador regional destacó el trabajo técnico realizado por el municipio, “especialmente por Lorena Kiessling, que estuvo a cargo de esta tarea y buscó una alianza con ESSAL, que hasta ahora se ha visto como una solución seria y adecuada”.


Palabras de dirigentes


Mónica Ojeda, dirigenta de Caupolicán Alto, dijo estar “muy conforme con este tema, a pesar de que hemos tenido altos y bajos. Estoy muy agradecida de nuestro alcalde, agradecida de don Luis Cuvertino, de los CORES y de toda la gente que ha trabajado en esto, esperando que todo salga bien y que más adelante lo que quede pendiente de Caupolicán Alto, se solucione”.


Por su parte, Rosa Ulloa, presidenta de la Junta de Vecinos de Aldea Campesina, señaló que “hay risas, hay alegría, y esperamos que sea el principio de algo que culmine cuando tengamos el alcantarillado, conforme a la dignidad que merecemos los aldeanos (…) todos los ojos están puestos en ESSAL en estos momentos, por lo que va a ser un precedente”, concluyó la dirigenta.


Las obras contemplan 215 días de ejecución, por lo que debieran estar concluido en la quincena de enero, pero la empresa ESSAL adelantó que en la medida que avance el proyecto, se podrá ir conectado casa a casa.



Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square